Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Busca tu habitación

  • Buscar

Rellena con tus datos para continuar

+

13-04-2018

Cómo sobrevivir a los exámenes y no morir en el intento de estudiar en Barcelona en primavera

En tu piso de estudiantes existe un lugar adecuado, con luz natural, bien ventilado, tranquilo y fresco  que debes preparar como tu lugar de estudio; debes tener claro que  ¡tumbarse encima de la cama queda totalmente prohibido! Una vez tienes el lugar elegido, planifica tu estudio, siendo realista y contemplando descansos; te recomendamos la técnica “Pomodoro” basada en un sistema comprobado con la que podrás concentrarte y evitar distracciones, puedes leer más y descargarlo aquí.

Comer sano es algo que deberías tener como un hábito aprovechando los alimentos de  la rica dieta mediterránea, más que nunca a tu alcance ahora, pero si durante tus exámenes puedes introducir dosis altas de magnesio, fósforo y lecitina, éstos ayudarán al desarrollo mental y favorecerán la concentración. El romero, que muchos lo consideran como el “ginseng mediterráneo”, tiene muchas propiedades estimulantes para tu cerebro. Otros alimentos recomendados son el chocolate, la yema de huevo, los frutos secos y las legumbres que en poco tiempo te aportan energía y vitalidad si te sientes muy cansado.

No olvides utilizar alguno de tus descansos para practicar algún deporte en Barcelona, el cansancio puede hacer que el sofá resulte muy tentador,  pero el deporte te ayudará más que un largo rato en el sofá. Correr, nadar o montar en bicicleta, considerados como ejercicios aeróbicos te relajarán y harán que segregues hormonas como la serotonina, aumentando tu autoestima y bienestar. Si no te sientes con fuerzas para practicarlo todos los días, alterna con un largo paseo por las playas de Barcelona.

Y por último, no te olvides de divertirte, si tu planificación es buena, debes pasar tiempo con tus amigos y despejar la mente.

¡A por ellos!