27-05-2019

Derechos del inquilino en un piso compartido

Derechos del inquilino en un piso compartido

La entrada en vigor de la nueva Ley de Arrendamientos, y la proliferación de los pisos compartidos en Barcelona, hace que aquellas personas viven de alquiler quieran conocer, en detalle, sus derechos como inquilino.

Aunque todas las preguntas referentes a los derechos como inquilino de uno de nuestros pisos de estudiantes en Barcelona quedan resueltas en el aparatado de preguntas frecuentes de nuestra web, queremos ayudarte a aclarar aquellas cuestiones que afectan a los estudiantes, como quién debe afrontar las reparaciones del hogar o si el casero puede entrar en la vivienda, si decides compartir un piso en Barcelona.

Y como todo en la vida, no todo son derechos como inquilino, también existen obligaciones que debes cumplir, no obstante, en este artículo hablaremos de los derechos del inquilino en un piso compartido.

Duración del contrato. El inquilino y el arrendatario acuerdan libremente la duración del contrato, pero el inquilino puede permanecer en la vivienda cinco años como mínimo; llegando hasta siete años si el arrendador es una persona jurídica. Es importante saber, que, si firmaste tu contrato antes del pasado 19 de diciembre 2018, fecha en la que entró en vigor la nueva Ley de Arrendamientos la permanencia mínima es de tres años.

Prórroga del contrato. Si llega la fecha de vencimiento de tu contrato de alquiler, y ninguna de las dos partes ha comunicado la intención de no renovarlo, el contrato se prorroga tácitamente otros 3 años, un año si firmaste el contrato antes del 19 de diciembre de 2018.

Fianza. La fianza no puede superar las dos mensualidades, con la nueva Ley de Arrendamientos. Podrás recuperar toda la fianza si no hay daños en la vivienda y no hay deudas con las compañías de suministros. Si el arrendatario no te devuelve la fianza, trascurrido un mes desde que dejaste el piso, puedes reclamar los intereses.

Gastos del contrato. Si el arrendatario es una persona jurídica, no tienes porque asumir los gastos derivados de la formalización del contrato de alquiler y de la gestión inmobiliaria, por ejemplo, cuando se encarga a empresas especializadas o a asesores o abogados la elaboración del contrato.

Reparaciones en la vivienda. Si existe un acuerdo con el propietario para realizar reparaciones en la vivienda, ya no es necesario esperar a que finalice el contrato, como ocurría antes. El arrendatario tiene derecho a solicitar al arrendador la reparación de todas aquellas cosas como la caldera, la calefacción, etc. para que la vivienda mantenga las condiciones de habitabilidad convenidas, y eso no debe suponer una subida del precio del alquiler.

Fin del contrato. Puedes rescindir el contrato de la vivienda pasados seis meses desde la firma del contrato, independientemente del tiempo que se haya pactado en el mismo, pero debes informar al propietario con al menos un mes de antelación. Si así se ha firmado en el contrato, puede existir penalización, pero no debe ser de más de un mes por año de contrato incumplido.

Y a la pregunta, ¿Puede entrar el casero en la vivienda? La respuesta es no. No puede entrar sin tu consentimiento, y su lo hace, puedes denunciarle.

No dudes en consultar la nueva Ley de Arrendamioentos Ley de Arrendamientos para conocer todos los detalles sobre los derechos del inquilino en un piso compartido, así como sus obligaciones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Aceptar
Nueva Residencia de Estudiantes en Valencia +info