Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Busca tu habitación

  • Buscar

Rellena con tus datos para continuar

+

31-03-2018

Si vives en un piso de estudiantes en Barcelona debes conocer una expresion como esta: “ Con la iglesia hemos topado”

Nos emociona saber que echáis de menos otro artículo sobre expresiones, pues eso significa que seguís con atención todo lo que escribimos; y como los deseos de nuestros estudiantes, son órdenes para nosotros, aquí os dejamos una expresión que os encantará conocer.

 

“Con la iglesia hemos topado”

Como en la mayoría de las expresiones, su significado nada tiene que ver con el significado literal de la frase. Lo importante de esta expresión es aclarar el significado de la palabra “topar” puesto que la palabra iglesia está bastante clara. Topar es encontrarse de frente con algo, es chocarse con algo o alguien, o también, hallar algo que estábamos buscando o, tropezar con algún obstáculo en tu camino.

 

En una conversación habitual se utiliza esta expresión para mostrar impotencia o resignación porque no podemos hacer algo ya que existe un poder superior que nos deja realizarlo.

En una conversación política, se utiliza si tus ideas son muy liberales y hay otras personas más conservadoras que no las aceptan y frenan el desarrollo de tus ideas. Esas personas conservadoras serian ese poder superior que no te deja desarrollarlas. ¿ Lo entiendes?

 

Tiene su origen en el capítulo IX de la segunda parte de la novela Don Quijote de la Mancha, donde literalmente se dice: “Con la iglesia hemos dado, Sancho”. El Quijote, pensando que llegaría al alcázar en el que se encontraba su amada Dulcinea fue a dar con la Iglesia de la aldea, aunque en el libro se referían a la Iglesia de forma literal, como la Iglesia siempre ha tenido fama de imponer estrictos criterios morales y fácticos (de fe) actualmente se utiliza para designar ese freno que se nos impone a nuestro avance.

 

Un ejemplo en tu día a día podría ser que un compañero de piso de estudiantes, muy serio y conservador, no te permita poner la música demasiado alta durante una cena con amigos; tu compañero seria ese poder superior que te impide desarrollar una idea y le dirías: “con la iglesia he topado”.

 

No es una expresión muy común para estudiantes extranjeros en Barcelona; es más bien una expresión compleja y difícil de saber utilizar correctamente. Es por ello, que si consigues introducirla en tu vocabulario, nadie se dará cuenta de que eres un estudiante extranjero. Pero para ello, tampoco debes tener acento!